barcelona

Barcelona, cita histórica

Dentro de poco más de un año, la enfermería mundial mirará a Barcelona. Más de 15.000 profesionales asistirán en nuestro país al que —a eso aspiramos— será el mejor Congreso Internacional de Enfermería nunca antes celebrado. Hace tres años, una dura pugna entre las ciudades aspirantes  se saldó con la elección de la Ciudad Condal como sede del mayor evento relacionado con nuestra profesión a nivel global. Una designación del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) que debe honrar a todos los profesionales y que nos brinda la oportunidad de ratificar el excelente nivel científico y académico de la enfermería española.

Desde el Consejo General de Enfermería que presido, y con la inestimable colaboración del Colegio de Enfermeros y Enfermeras de Barcelona y los de las otras provincias catalanas, hemos hecho desde aquella tarde de la elección en Melbourne (Australia) un esfuerzo para que la cita de Barcelona responda a las expectativas generadas. Pero es ahora cuando ya entramos en la recta final para un evento que genere el interés mediático, profesional y científico que se espera. La participación de la enfermería española, con su asistencia al congreso y con la presentación de comunicaciones orales y posters, resultará clave en esta aventura abierta a todos. Los últimos avances tecnológicos en telecomunicaciones y producción audiovisual van a permitir salvar distancias geográficas y que miles de enfermeros y enfermeras sigan el desarrollo del congreso a través de internet.

La capacidad de Barcelona, y de España en general, para organizar eventos de primer nivel está fuera de toda duda, así como el hecho de que acoger un congreso masivo supondrá un espaldarazo económico importantísimo para la economía. Si la organización en sí debe ser inmaculada y ejemplo de eficacia y competencia, no resulta menos importante que los contenidos que se abordarán en la reunión científica fomenten el debate en temas del máximo interés sanitario y social. Poco a poco, iremos conociendo el programa final de una cita que está marcada en nuestro calendario bajo la bandera de la ilusión.

En los últimos años, la enfermería ha vivido tiempos muy duros —seguimos peleando por nuestras competencias, nuestros derechos, la dignidad, los recursos y las mejores condiciones de trabajo para velar por el paciente— , pero eso no impide que sean días para trabajar  también por el sueño de que la enfermería mundial recuerde  Barcelona como el congreso que marcó su vida profesional.

Comments are closed.

Bitácora Móvil