blurred traffic light trails on road

Caminar juntos

Asumo desde hoy mismo una gran responsabilidad, que es la gestión del Consejo General de Enfermería, y recojo el testigo de un hombre que se ha dejado la piel, la vida y la salud por el desarrollo de la enfermería española. Muchas gracias por todo tu trabajo Máximo.

Dicho esto, mis próximas palabras son de agradecimiento hacia las personas que han concurrido en este proceso electoral en la búsqueda de suficientes apoyos por parte de los colegios provinciales. Tres aspirantes de verdadero lujo por su gran trayectoria en la defensa y el desarrollo de la enfermería española desde sus diferentes ámbitos. Como bien sabéis, ellos son Isabel Galán, presidenta del Colegio de Enfermería de Soria; Carmen Ferrer, jefa de admisión del Hospital de la Cruz Roja y Carlos Tardío Cordón, presidente del Colegio de Enfermeros de Badajoz.

Todos ellos conforman perfiles muy importantes para el nuevo proyecto que quiero liderar en la Organización Colegial de Enfermería. Y es por ello que desde esta tribuna quiero tenderles la mano para que todos juntos trabajemos para el desarrollo de nuestra profesión. Para que entre todos podamos contribuir a la defensa y el progreso de la profesión enfermera.

Uno de mis objetivos prioritarios es dar continuidad al magnifico ambiente de interrelación, consenso, concordia, debate y diálogo que existe hoy en día en todos los estamentos de la enfermería española. Para ello, necesito la ayuda y colaboración de toda la profesión: enfermeras de base, sociedades científicas, sindicato SATSE, universidades… para que juntos consigamos una enfermería fuerte, que pueda dar respuesta a las necesidades de una sociedad y un sistema sanitario para quienes nuestra profesión es vital.

Mi objetivo es que todos seamos un equipo en el que, desde la lógica discrepancia de opiniones, impere siempre un clima positivo y constructivo, donde ante todo encontremos dialogo, colaboración y trabajo conjunto para conseguir una enfermería fuerte, autónoma, facultativa y que pueda velar por la salud y la seguridad de los pacientes, por un nuevo modelo de Sanidad centrada en el cuidar y no sólo en el curar.

Os puedo adelantar algunas de mis prioridades para la nueva etapa que se abre en el Consejo General, retos que afronto con “ilusión, tesón y coraje pues el grado de desarrollo y proyección que ha alcanzado la enfermería en España no tiene vuelta atrás. Debemos consolidar los logros obtenidos en estos años y que los enfermeros vean reconocido con toda su plenitud su rol, en el sistema sanitario, y en la salud del paciente. Ya no desde la sociedad, donde somos queridos y valorados, sino desde todos los estamentos sanitarios y políticos.

En esta línea, abogo por el desarrollo pleno de las Especialidades de Enfermería, con la exigencia de la convocatoria de la Prueba de Evaluación de la Competencia de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria. También por la aprobación del programa formativo de la especialidad de cuidados médico-quirúrgicos, la creación de las categorías profesionales y la catalogación de los puestos de trabajo.

Asimismo, tenemos que cerrar el desarrollo definitivo de la prescripción enfermera; la modificación de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias para adaptarla a la nueva Directiva Europea y a la nueva realidad asistencial; y promover los necesarios cambios normativos que hagan efectivo el acceso a puestos de gestión por parte de las enfermeras.

Tampoco debemos olvidarnos de las reivindicaciones laborales que trabajaremos siempre en colaboración con el Sindicato de Enfermería SATSE. Una atención sanitaria de calidad jamás será posible sin la adecuación de plantillas y una ratio enfermera/paciente acorde a los estándares internacionales.

Llevaremos también a cabo un estudio de necesidades de enfermeros especialistas que modifique la actual política de Recursos Humanos que no va encaminada a la sostenibilidad del sistema ni la seguridad de los pacientes. Centraremos esta etapa también en la “Vigilancia de la salud” en los puestos de trabajo, especialmente en lo referente a la bioseguridad y los medicamentos peligrosos”

Por último, no debemos olvidarnos nunca de la investigación como eje del desarrollo profesional: es necesario que la enfermería siga apostando por la evidencia científica, porque los nuevos retos de la sociedad como son el envejecimiento de la población o el aumento sostenido de pacientes crónicos, requieren de la mejor enfermería posible.

Mi identidad y mi estilo pasan por el diálogo y la negociación. Ambas son cuestiones fundamentales para caminar juntos en la ilusionante tarea de unir a la profesión en la defensa de sus capacidades y competencias, de potenciar el talento de base que rebosa en centros de salud, hospitales o universidades y de alcanzar aquellas metas para las que algunos pusieron un techo de cristal que no ha sido completamente derribado.

La Organización Colegial seguirá siendo, aún más si cabe, la casa de las casi 300.000 enfermeras/os que componemos la comunidad a nivel estatal, así como del resto de instituciones de nuestro ámbito profesional, como sociedades científicas, decanos de Enfermería, estudiantes, directivos, sindicatos….

Somos una enorme familia de la que estoy orgulloso de pertenecer y para la que el Consejo General de Enfermería será marco de encuentro y palanca de cohesión.

Juntos lo conseguiremos. Muchas gracias a todos.

Florentino Pérez Raya

Autor Florentino Pérez Raya

Florentino Pérez Raya es el presidente del Consejo General de Enfermería

Leave a Comment

Bitácora Móvil