tabaco_2_SXC

Enfermería preparada para abordar la EPOC

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una dolencia cuyo impacto negativo en la población no se correlaciona con el conocimiento que la sociedad tiene de ella.

De hecho, en numerosas ocasiones se ha planteado incluso cambiarle el nombre por “enfermedad del fumador” o “tabacosis”, dado que el nocivo hábito del tabaco es la principal causa de EPOC. Esas lagunas de conocimiento en la sociedad también afectan incluso a muchos profesionales sanitarios. El debate sobre el cambio de nombre persiste, aunque cada vez está más diluido, pero las campañas de concienciación contribuyen, poco a poco, a su conocimiento.

Resulta curioso que, sin salir de ese mortal binomio tabaco-salud, a cualquier persona en la calle le vienen a la mente palabras como “cáncer”, “enfisema” o “bronquitis”, pero no “EPOC”. Sin embargo, el 90 por ciento de todas las muertes por EPOC son atribuibles al hábito de fumar. Las cifras son abrumadoras. La EPOC condiciona la vida de más de 1.300.000 personas en España. Supone, a nivel mundial, la cuarta causa de mortalidad y su prevalencia en nuestro país es del 9,1% en edades entre los 40 y los 70 años, con una tasa anual de 60 muertes por cada 100.000 habitantes.

La enfermería juega un papel destacado en la educación sanitaria en este campo. Junto a su contribución al diagnóstico precoz, resulta clave para disminuir las secuelas de la dolencia en los pacientes. Unos afectados que viven con frustración las limitaciones que impone la EPOC y que les obliga en ocasiones a dejar al margen su vida social por no salir de casa a causa de la fatiga y la disnea.

La formación de los profesionales sanitarios, por ejemplo las enfermeras de Atención Primaria, es un pilar clave en las estrategias para combatir la enfermedad. Por eso es importante impulsar iniciativas como el curso de formación impulsado desde el Consejo General de Enfermería en colaboración con Menarini que ahora finaliza su primera edición con un gran éxito de participación.

En el curso se han abordado  diferentes temas relacionados con la detección enfermera, la diferenciación de los síntomas, el seguimiento y cuidados de enfermería en el paciente con EPOC, y la educación sanitaria, entre otros aspectos vinculados a una enfermedad que, se llame como se llame, debe preocuparnos a todos.

por Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería y directora de la Escuela  Internacional de Ciencias de la Salud (EICS)

Pilar Fernández

Autor Pilar Fernández

Velando porque la enfermería esté formada y actualizada en sus conocimientos para prescribir los mejores cuidados al paciente

Leave a Comment

Bitácora Móvil