DibujoTribunaSociolaboral

Enfermeros en los centros escolares

Las necesidades de atención sanitaria de los centros educativos son de diversa naturaleza y varían en cada curso escolar y a lo largo del mismo. Entre estas necesidades y circunstancias singulares existentes es necesario incluir a los alumnos que presentan necesidades sanitarias de carácter crónico y permanente o que requieren una atención sanitaria continuada en el tiempo para acceder a una educación de calidad en un entorno normalizado. Así, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte, una vez finalizado el periodo de matriculación, en el mes de julio, determinará el número y categoría de profesionales sanitarios que son necesarios para el curso escolar correspondiente y los centros en los que se presentan dichas necesidades y en los aquéllos prestarán sus servicios.

Como sabemos, la gestión enfermera ha de contemplarse en el marco de trabajo en equipo, el trabajo de la enfermera se desarrolla entre profesores, logopedas, psicólogos, fisioterapeutas, cada perfil, de acuerdo a su formación académica. Y, dentro de este contexto la enfermera ha de incorporar a la práctica diaria de su labor una metodología que le es propia, sustentada en taxonomías tales como NANDA, NOC y NIC, así como patrones funcionales de salud, organizando sus propios registros enfermeros, haciendo especial hincapié en la protección de datos y la destrucción de la información sanitaria de los alumnos.

Las competencias profesionales de la enfermera escolar se enmarcan la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, a los enfermeros les corresponde: “la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades.”

En consonancia con todo ello, la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos, elaboró el Perfil de la Enfermera Escolar que aquí recogemos sus competencias a grandes rasgos:

– Prestar una atención integral de salud a los alumnos y al resto de la comunidad escolar.

– Aplicar la metodología enfermera en los procesos de atención de salud, por los cuales se diagnostica, trata o cuida un problema de salud.

– Actuar como nexo de unión entre el centro educativo y los centros de asistencia sanitaria de toda la comunidad escolar.

– Promover la salud a través de actividades educativas y formativas que contemplen programas de educación para la salud,

– Realizar investigación, que permita la mejora de la práctica profesional enfermera, incorporando la mejor evidencia científica para la promoción y mejora de la salud escolar.

– Participar en la organización y desarrollo de la atención educativa, incorporando los aspectos de la salud escolar en el Proyecto Educativo de Centro (PEC) y en la Programación General Anual (PGA).

Estas competencias generales en el ámbito de la enfermería escolar podrán ser desarrolladas a través de ejercer la triple perspectiva enfermera de función asistencial, promoción de la salud, prevención de la enfermedad y problemas de salud, así como ser el agente mediador entre la familia, la escuela y la salud.

Leave a Comment

Bitácora Móvil