vacunas_1

Las vacunas salvan vidas

Las vacunas han cambiado el curso de la historia de la humanidad. Su aportación para que contemos con una alta esperanza de vida en algunos países, para que no fallezcan personas de todas las edades por causas evitables está fuera de toda duda. Sin embargo, en la actualidad confluyen dos circunstancias que afectan de lleno a la percepción de la sociedad sobre estos medicamentos. Por una parte, un grupo creciente —y nada despreciable en número— de personas busca vivir una vida más natural, por ejemplo, en lo relativo a su alimentación o a la exposición a menos sustancias químicas. Hacen bien en cuidarse, pero no cuando lo llevan al extremo y demonizan los medicamentos que salvan vidas. El segundo factor de la ecuación es que la tecnología nos permite amplificar los mensajes, publicar nuestra opinión en un blog, influir en mucha gente…Y sorprendentemente, en el ámbito de las vacunas los ciudadanos están dispuestos a creer antes un bulo que lo que diga la ciencia.

Un ejemplo muy conocido es cómo se distribuyó masivamente un estudio publicado en The Lancet en 1998 que relacionaba la vacuna triple vírica —paperas, el sarampión y la rubeola—con el autismo. Se convirtió enseguida en piedra angular de los argumentos de los grupos antivacunas y, sin embargo, luego se demostró que los datos publicados eran falsos. Hoy, casi veinte años después algunos padres creen en ese vínculo entre esa vacuna y el autismo.

Pero como enfermeros tenemos que buscar la evidencia científica siempre. La enfermería española, siempre tan cercana a la población, representa un vehículo clave para que prevalezca la información verdadera frente a los bulos y las mentiras. Pero difícilmente podemos convencer a la población de riesgo de que se vacune, por ejemplo, de la gripe si menos de un 20 por ciento de los profesionales sanitarios predica con el ejemplo. Hace falta mejorar las estrategias de vacunación entre los sanitarios, incluso puede abrirse el debate sobre la obligatoriedad. Así está ocurriendo en otros países y un debate sereno y una reflexión basada en datos objetivos pueden ser procedentes. Mientras eso llega o no llega, recuerden, las vacunas salvan vidas.

Florentino Pérez Raya

Autor Florentino Pérez Raya

Florentino Pérez Raya es el presidente del Consejo General de Enfermería

Leave a Comment

Bitácora Móvil