DibujoTribunaSociolaboral

¿Los enfermeros pueden utilizar un desfibrilador manual?

En cuanto al uso de los desfibriladores manuales y si legalmente están autorizados los enfermeros para poder utilizar un desfibrilador manual ante un paciente en situación de emergencia vital, como es una parada cardiaca desfibrilable, sin que haya ningún médico presente en la zona, hay que decir que, en áreas monitorizadas es más frecuente que el personal de enfermería esté autorizado para usar desfibrilación: para este medio se han desarrollado incluso desfibriladores automáticos externos aprobados por la FDA, capaces de reconocer la FV y de administrar la primera descarga antes del primer minuto sin ser operados directamente por ninguna persona.

Existe consenso general para que la enfermería de planta de hospitalización convencional desfibrile con DESA, aunque existen diversos autores que reclaman también la desfibrilación manual por parte de enfermería fuera de las áreas monitorizadas de críticos, alegando que el uso del desfibrilador manual no es más complejo que el DESA, que no se requiere un conocimiento profundo en arritmias, sino en diagnosticar un ritmo desfibrilable y que ya existen series con buenos resultados.

Muchos autores piensan que la desfibrilación debería ser asumida como una técnica básica de enfermería y no como una técnica extraordinaria reglada a circunstancias especiales. Incluso, en un editorial, la revista Resucitation llega a afirmar que, aunque una desfibrilación sea eficaz, si no se realizó hasta llegada del equipo de RCP, indica un fallo del sistema. (Editado por Narciso Perales Rodríguez de Viguir y coeditado por José Luis Pérez Vela).

El artículo 7 de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias señala que corresponde a los enfermeros la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería, orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades.

Está claro, que estas funcines son muy genéricas y no define uno por uno cuales son estos cuidados. Si acudimos a la evidencia científica, la clasificación de las intervenciones de enfermería NIC, podemos ver cómo dichas intervenciones son un referente a nivel internacional, ya que tienen el propósito de resultar clínicamente útiles, aunque algunas sean más generalistas que otras. Podemos afirmar que el conjunto de las intervenciones enfermeras nos permite desarrollar la misión que las enfermeras tienen encomendadas por la legislación: “Prestar atención de salud a los individuos, las familias y las comunidades en todas las etapas del ciclo vital y en sus procesos de desarrollo”.

Para el caso concreto, objeto de evaluación, debemos citar dos intervenciones, las recogidas bajo el epígrafe “Cuidados Cardiacos” y “Manejo del Código de Urgencias”.

Entre las actividades que figuran en dichas intervenciones figuran las de: registrar disritmias cardiacas y monitorizar el estado cardiovascular, obtener ECG de doce derivaciones, si correspondiera.

En todo caso, habrá que analizar los protocolos de los hospitales.

Leave a Comment

Bitácora Móvil