Kids playing

Los niños tienen que jugar

El juego es imprescindible en su vida porque fomenta el desarrollo y les ofrece momentos de diversión. Es importante para su aprendizaje y para que conozcan su entorno, además es fundamental para su formación. Los juegos les permiten explorar, imaginar, investigar, probar, conocer y descubrir el mundo y  también evitan el sedentarismo y fomentan el movimiento y la coordinación progresiva de las diferentes partes del cuerpo.

Los niños tienen que jugar

El juego favorece el desarrollo de la imaginación y de la creatividad, además de permitir la expresión de emociones y de sentimientos, mejorando el afrontamiento ante situaciones cotidianas. Los sentidos se desarrollan al manejar diversas formas, texturas, colores y olores. Conocen mejor su cuerpo y las capacidades del mismo. Si se trata de juegos en grupo se favorecen las relaciones sociales y se adquieren hábitos de trabajo en equipo.

Diferentes edades, diferentes juegos:

  • De 0 a 2 años: juego funcional o de ejercicio. Se recomiendan juegos que permitan favorecer el movimiento de las extremidades. Los niños repiten movimientos como agitar un sonajero.
  • De 2 a 6 años: juego simbólico y de construcción. En esta etapa, la imaginación tiene un papel muy importante, ya que los niños son capaces de imaginar situaciones o de otorgar utilidades a objetos, como por ejemplo a un palo que puede ser una espada de piratas. Son aconsejables juegos que permitan el desarrollo del lenguaje.
  • De 6 a 11 años: juego de reglas y de construcción. El juego de reglas tiene un componente social muy importante. Algunos ejemplos serían los juegos de mesa o los juegos deportivos. Los juegos de construcción fomentan la solución de problemas.
Eva Puebla Nicolás

Autor Eva Puebla Nicolás

Diario de una residente de enfermería pediátrica

Comments are closed.

Bitácora Móvil