plato vacio

¿Por qué titularlo “Lo que me queda en el plato”?

“El único alimento que no engorda es el que se queda en el plato”

Esta frase tan obvia pero tan genial, sólo se le podía ocurrir a nuestro admirado Prof. Grande Covián. Por eso cuando pensé en ponerle título a este blog, quise hacer un juego de palabras con la frase del Maestro, queriendo indicar en ella que sigo siendo políticamente incorrecta, pero que los años me han enseñado a que, aún diciendo las cosas claras y de manera asertiva, siempre hay que dejarse algo sin decir para crear expectación y además, cubrirse las espaldas.

Pues todo eso es lo que “me va quedando en el plato” de mi ADN enfermero y que poco a poco voy e iré compartiendo con vosotros.

La frase literal de D. Paco, la diseccionaremos en breve pues en el adiestramiento nutricional que las enfermeras estamos obligadas a hacer con nuestros pacientes y usuarios, ésta es material de primera clase. Pero hoy me quiero referir al concepto figurado de la frase en el título genérico de la categoría de este blog.

Según sentenció hace décadas Steve Jobs, el mago de la comunicación en la red “Nada es casualidad, todo es causalidad: Todo tiene una conexión.”  Pues eso, que en un blog enfermero y con tema de nutrición, el plato –en sentido literal o figurado- es causa y es efecto, y ambos sentidos están muy relacionados, tienen conexión.

CAUSA, porque la inmensa mayoría de la población recibe sus nutrientes a través de los alimentos, en un plato (u otro utensilio de la vajilla, primo hermano del plato) Y es EFECTO, porque una de las principales intervenciones de las enfermeras en la Educación para la Salud (EpS) es la de formar y la de informar ¡es comunicar! Por tanto nos comunicamos en las causas y en los efectos. La enfermera ejerce influencia en las personas a lo largo de su vida, teniendo en cuenta toda su complejidad bio-psico-social, por lo que interactúan progresivamente.

Hace años, en el posgrado de Comunicación, me contaron que comunicar es influir…¡y me gustó! Pero ahora yo te añado aplicándolo a la nutrición, que esa influencia de la enfermera sobre la conducta de la persona o grupo de personas, debe ser siempre y únicamente, para orientarlos hacia el logro de resultados de una alimentación saludable y equilibrada.

Por eso es por lo que nuestra comunicación con los pacientes y usuarios tiene que ser con mensajes positivos, amistosos, directos, rápidos, fáciles de comprender y fáciles de cumplir. Y es por ello que las técnicas de comunicación utilizadas, deben ser asertivas, proactivas, deontológicas, educacionales y pedagógicas; sin manipulación ni enfrentamientos, sin intereses personales por nuestra parte.

 Tanto en el adiestramiento nutricional con pacientes crónicos o en situaciones agudas con características de patología crónica, como en la EpS y para prevención de patologías, los mensajes enfermeros los basamos en unos criterios de comunicación y de calidad, por lo que la enfermera tiene que:

-Saber, saber hacer y saber decir.

-Definir las intervenciones y diseñar las tareas individuales o grupales.

-Motivar, promover, orientar en los resultados.

-Relacionarse con el individuo o el grupo, y negociar resultados esperados.

-Implicar a los familiares, como coadyuvantes necesarios en la consecución de resultados.

Y es que queridos colegas, en el siglo de la tecnología y de la comunicación sin fronteras, la enfermera educadora en nutrición choca con el bombardeo de información incorrecta, que el público recibe por diversos conductos. Por eso para informar correctamente hay que conocer cuál es el rango de edad de la población diana que vamos a educar, adaptándose al grupo al que emitimos el mensaje, porque la forma de enfocar los temas difiere según el ciclo vital del individuo.

Y recuerda que “Puede existir cuidados sin curación; pero nunca existirá curación sin cuidados” (Madelaine Leininger)

Marilourdes de Torres

Autor Marilourdes de Torres

Responsable de la Unidad de Dietética y Nutrición del H. U. Miguel Servet de Zaragoza y coordinadora del CC de ADENYD, pero sobre todo me considero ENFERMERA PRESCRIPTORA.

12 Comments

  1. Mercedes

    Comer bien es cuestión de educación,pero educar es una tarea difícil.Suerte que a las enfermeras nos gustan los retos.Como veo que te gustan las frases celebres te mando una de Brillant Savarin que entendía de alimentación un rato.”El placer de la mesa es de todas las edades de todas las condiciones,de todos los países y de todos los días. Puede asociarse a los demás placeres y permanece el ultimo cuando los otros han desaparecido”.

    • Marilourdes de Torres
      Marilourdes de Torres

      Muchas gracias Mercedes, me parece fantástico que le des a la educación nutricional la característica de reto y que además como veo que eres enfermera, te unas a ese reto. Creo que los retos educacionales para una alimentación equilibrada, es otro factor que también figura en nuestro ADN enfermero.
      Y bravo por la elección de Brillant Savarin, porque además de gastrónomo y “tripero” era un filósofo de la vida, de la calidad de vida y que si vas siguiendo este blog, verás que lo nombraré, porque me gusta aprender de los sabios.
      Marilourdes

  2. Carmen

    Efectivamente, educar es una tarea difícil, y educar a la población hacia el fomento de hábitos alimentarios saludables, aún lo es más. Los hábitos alimentarios, que se configuran en la infancia y se desarrollan y asientan a lo largo de la vida, constituyen nuestro patrón alimentario, lo que explica, en parte, la dificultad que entraña la aceptación de una nueva forma de comer. No sé si alguna vez os habéis parado a pensar en esto, pero en general, las personas tenemos el convencimiento de que nuestro modo de comer es el “normal” y encontramos “raro” como lo hacen otros individuos.

    Sin embargo, en las últimas décadas se ha producido una desviación de nuestra “dieta mediterránea”, influenciada por la modernización de la sociedad y los nuevos estilos de vida, hacia preferencias alimentarias menos saludables que se han identificado como factores de riesgo de muchas enfermedades.

    ¿Qué se puede hacer? ¿Qué podemos hacer las enfermeras?

    En mi opinión, las enfermeras/os tenemos una posición privilegiada, por la proximidad y acercamiento a la situación particular de los ciudadanos, para impulsar con el consejo alimentario, orientado hacia lo que las personas han de hacer y no solo a lo que han de saber, cambios en su alimentación.

    Es de sobra conocido que, la mera transmisión de información no es suficiente para modificar el comportamiento alimentario de los ciudadanos, ya que esta modificación de la conducta requiere, por una parte, la interiorización de lo aprendido y por otra, la motivación para querer hacerlo. Es decir, la educación nutricional residirá en la transmisión de conocimientos, pero desarrollando la empatía para lograr la motivación necesaria.

    Las enfermeras somos profesionales de referencia de los ciudadanos por el acompañamiento en el proceso de autogestión de la salud y, entre nuestras competencias, se encuentra empatizar con los pacientes y educar a la población hacia el fomento de estilos de vida sana. Y que mayor estilo de vida que el que gira alrededor de la alimentación.

    • Marilourdes de Torres
      Marilourdes de Torres

      Muchas gracias Carmen por tu extenso y acertado comentario. Algunas cosas que escribes ya me las has adelantado de lo que pensaba concretar en el siguiente, así que gracias de nuevo. De la Diete Mediterránea haré un monográfico, pues es más que una alimentación.
      Me gusta que como yo, pienses en que informar “qué hacer” no es suficiente, por eso habrás visto que yo siempre uno informar y formar, dos verbos con fonética tan parecida, pero con tan diferente contenido, aunque complementarios.
      Estoy contigo en que trabajar la empatía es importante, pero tambien te digo, que por si misma es insuficiente. Por eso este verano en que todas tendréis más tiempo de leer detenidamente, iré desgranando -intercaladas con otros temas- las once herramientas que yo trabajo en el adiestramiento nutricional y que imparto de manera novedosa en los Seminarios, porque así podremos compartir casos de nuestro quehacer diario.
      Desconozco si eres asistencial y tiene alumnos en prácticas o eres docente, pero sea cual sea tu actividad, se nota que tú también tienes la educación nutricional en tu ADN enfermero y que la transmites….¡Enhorabuena!

  3. Zaira

    Me gusta como describes la realidad enfermera en el día a día con la nutrición, como dices en uno de tus artículos: “La enfermera de nutrición como educadora y formadora
    asistencial en atención primaria y en el ámbito hospitalario: teoría y práctica”. Muchas gracias por compartir tu sabiduría.

    • Marilourdes de Torres
      Marilourdes de Torres

      Bueno bueno Zaira, si ¡además te lees los artículos que tengo publicados! entonces te voy a nombrar mi directora de campaña.
      De verdad Zaira, que me hace mucha ilusión que hayas entrado en la Bitácora y te guste mi blog, gracias por tu cariño, pero qué más querría yo que ser sabia…..
      Y ahora ¿como vamos a contar que esto no está preparado? Pues como no lo está, sí que ahora te pido públicamente que difundas entre tus compañeros, todos los que te gusten para ser muchos, remando a la vez en la misma dirección.
      Espero que coincidamos otra vez en otra Jornada tan interesante como la última.
      Abracicos

  4. Carmen

    Cómo has acertado Marilourdes. Efectivamente, soy docente y mi ADN es totalmente enfermero. Creo tanto en las posibilidades que tenemos las enfermeras/os de educar a la población en temas de alimentación, que aprovecho cualquier oportunidad para transmitirlo a mis estudiantes de Enfermería.
    Ellos son agentes de cambio, y ahora que la Nutrición está completamente desarrollada en los estudios de Grado en Enfermería, son lo que pueden empezar a caminar por este sendero tan apasionante que es el de la educación nutricional e incluso despertar, en colegas de atención Primaria y de Especializada, ese gusanillo que describes también.

  5. Marilourdes de Torres
    Marilourdes

    Muy bien Carmen, se notaba que eres docente.

    La educación nutricional en el grado de enfermería ya es imperable. Gracias a las profes como tú y otros amigos, se va notando en las nuevas generaciones.

    A seguir apasionándonos y contagiando la pasión.

    Abracicos

  6. Gloria alumna Enfermería

    Marilourdes, como bien dice Mercedes al principio de los comentarios no es nada fácil educar a las personas. Este hecho se complica un poco más cuando tratamos de llevarlo a cabo con personas que padecen algún tipo de enfermedad. Por suerte poco a poco la enseñanza nutricional individualizada va en aumento. Estoy realizando mis primeras prácticas como futura enfermera y he tenido la suerte de cursar una asignatura de nutrición y dietética que va encaminada a promocionar los hábitos saludables y una vida sana tanto en personas con enfermedad como personas sanas, por que no nos debemos olvidar que las enfermeras tenemos una gran responsabilidad en la educación de toda la población para mantener unos buenos hábitos de vida.

    Mi tutora de mi primer practicum (Mercedes) nos ha hablado de este blog en las pequeñas turorías que tenemos, y como no apoyar este blog, cuando trata sobre una de las necesidades básicas de cualquier persona para mantener y/o alcanzar una vida saludable.

    Todo mi humilde apoyo y admiración de una futura compañera por la labor de compartir sabiduría con el resto del mundo.

    Un abrazo!

  7. Gloria alumna Enfermería

    Marilourdes, como bien dice Mercedes al principio de los comentarios no es nada fácil educar a las personas. Este hecho se complica un poco más cuando tratamos de llevarlo a cabo con personas que padecen algún tipo de enfermedad. Por suerte poco a poco la enseñanza nutricional individualizada va en aumento. Estoy realizando mis primeras prácticas como futura enfermera y he tenido la suerte de cursar una asignatura de nutrición y dietética que va encaminada a promocionar los hábitos saludables y una vida sana tanto en personas con enfermedad como personas sanas, porque no nos debemos olvidar que las enfermeras tenemos una gran responsabilidad en la educación de toda la población para mantener unos buenos hábitos de vida.

    Mi tutora de mi primer practicum (Mercedes) nos ha hablado de este blog en las pequeñas tutorías que tenemos, y como no apoyar este blog, cuando trata sobre una de las necesidades básicas de cualquier persona para mantener y/o alcanzar una vida saludable.

    Todo mi humilde apoyo y admiración de una futura compañera por la labor de compartir sabiduría con el resto del mundo.

    Un abrazo!

    • Marilourdes de Torres
      Marilourdes de Torres

      ¡Cómo me alegra, Gloria, tener una alumna, una casi colega, seguidora de este blog! Te agradezco tu interés y agradezco a tu tutora Mercedes y a otras muchas tutoras y enfermeras docentes, que van diseminando el gusanillo del interés por la alimentación equilibrada, por la educación nutricional, por los cuidados nutricionales.
      Me alegra, porque veo que seguimos teniendo recambio de buenas enfermeras para formar e informar a los pacientes y usuarios, con nuestras intervenciones en educación nutricional.
      Abracicos

  8. Interesante articulo . Aprendo algo con cada sito web todos los días. Siempre es estimulante poder devorar el contenido de otros escritores. Osaría usar algo de tu post en mi blog, naturalmente pondré un enlace , si no te importa. Gracias por compartir.

Leave a Comment

Bitácora Móvil