Cartel-Día-Internacional-de-la-Enfermera-2016-1

Pregunta sin respuesta

En todos los sistemas de salud los recursos humanos constituyen la piedra angular para el funcionamiento eficiente, efectivo y eficaz del sistema. Entre los recursos humanos, los enfermeros —el grupo más numeroso y cuya atención es continuada 24 horas, 365 días al año— son vitales para lograr los objetivos de los sistemas de salud, pues son cruciales para lograr el mejor equilibrio entre calidad, acceso y coste en la sanidad española y en cualquier otro lugar del mundo.

Es necesario contar con sistemas de salud fuertes, que sean capaces de responder eficazmente a los desafíos, ya sea en forma de crisis económica, de pandemia sanitaria, envejecimiento de la población, o para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y que ahora impregnan toda la agenda sanitaria internacional. Y para ello la enfermería debe adquirir un papel protagonista. Al fin y al cabo, tenemos una larga historia sobre nuestra contribución a las necesidades cambiantes de la sociedad y es patente nuestra capacidad de adaptación a esos cambios.

Sin embargo, y pese a contar con la mejor regulación académica de los profesionales de enfermería a nivel mundial, en nuestro país existen graves desequilibrios, por la escasez de enfermeros, que comprometen la viabilidad del sistema sanitario y la seguridad en la atención a la población. De hecho, son casi 130.000 enfermeras para llegar a la media europea. Sin embargo, la respuesta de nuestros gestores ante este déficit no ha sido tratar de paliarlo, sino optar por destruir aún más puestos de trabajo para intentar salir de la crisis económica a costa de nuestra profesión, cuando todos los datos y estudios científicos avalan que en nuestro país convive un llamativo superávit de médicos junto con un dramático déficit de enfermeras. Además, hay comunidades, que rompiendo cualquier principio de equidad, tienen tres veces más profesionales de enfermería que otras.

Analizando cuáles son las necesidades asistenciales de una población cada vez más envejecida y cuál es la realidad de nuestra profesión se demuestra que ambas variables son incompatibles a día de hoy. La pregunta es: ¿cuándo van a comprenderlo, de una vez por todas, nuestros gestores sanitarios?

Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería

Comments are closed.

Bitácora Móvil