batas

Prototipado de servicios enfermeros

Aunque la palabra ““prototipado” pertenece al ámbito empresarial y del desarrollo de productos y servicios de las grandes empresas, entre las que se encuentran las de Silicon Valley, creo que puede ser utilizada en nuestro medio sanitario y en concreto en un ámbito como es el ámbito sanitario público enfermero.

Prototipar un servicio enfermero vendría a ser la generación de un modelo original sobre el que realizar las pruebas finales antes de ponerlo en marcha para que sea ofrecido a nuestros pacientes. Es cierto que no estamos acostumbrados en nuestro medio a prototipar nada y menos a que desde la Administración se cuestionen, entre las numerosas ideas que se les ocurren, hacer las pruebas que permitan extender estos servicios al resto del Estado de manera uniforme.

Son los propios servicios de salud de cada Comunidad Autónoma los que, ante las propuestas entusiastas de algunos de los profesionales, ponen en marcha “servicios” que pueden funcionar, pero que nunca se han prototipado. Ahora, en el ámbito de las especialidades de enfermería, hay una oportunidad para crear servicios especializados que una vez probados se hagan extensibles a todo el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Seguro que si reunimos a un grupo de especialistas enfermeros en un taller de lo que se está dando en llamar “Pensamiento de Diseño” o “Design Thinking”, seguro que tendríamos algunas ideas que maduradas con esta metodología podrían ser prototipadas. Todo ello en aras de resolver los problemas de salud de la población o de atender a nuevas necesidades
que el progreso social conlleva.

No se trata de rizar el rizo de la innovación sanitaria, únicamente se trataría de establecer servicios especializados enfermeros en el campo de los cuidados. Es posible pensar que la especialización no aporta nada nuevo si lo que hacemos a partir de ahora es sustituir a enfermeros generalistas por enfermeros especializados y que estos últimos sigan haciendo lo mismo que hacían los generalistas. Sería un derroche en cuanto a la inversión en la formación de los EIR que el SNS realiza cada año. Está claro que desde las asociaciones científicas, los sindicatos y los colegios profesionales deben salir estas propuestas de “prototipado de servicios enfermeros”, porque sino nos seguirán diciendo cómo debemos realizar la asistencia sanitaria que cada “Consejería” ofrece en sus respectivas campañas políticas; y de lo que se trata es de que existan servicios enfermeros basados en la ciencia de los cuidados.

 

Fidel Rodríguez Rodríguez

Autor Fidel Rodríguez Rodríguez

Expresidente del Colegio de Enfermería de Ávila y analista de la profesión con una crítica sincera, desde la vertiente sanitaria y universitaria

Comments are closed.

Bitácora Móvil