Tecnologia

Tecnología que se adapta a la enfermería

…Y también enfermeras que deben adaptarse a la tecnología. Algunas personas son bastante reacias a la introducción de cambios que afecten a sus rutinas de trabajo, sobre todo cuando hablamos de introducir nuevas máquinas o nuevos programas informáticos. Es cierto que implican un esfuerzo para dominarlos, como ocurre cuando compramos un teléfono móvil de última generación, por ejemplo. Pero la tecnología ha llegado para quedarse, así que mejor que nadie se resista a los cambios porque no queda otra salida. Es preferible abrazar las nuevas soluciones y evolucionar. Porque cuando se instauran nuevos sistemas y dispositivos es —casi siempre— en aras de un beneficio para el profesional sanitario, el paciente y el sistema en su conjunto.

Pongamos, como ejemplo, cuánto tiempo se pierde y cuánto aumenta la posibilidad de error cuando la información se transmite escrita a mano entre las enfermeras de un turno y el siguiente. Algunos hospitales están trabajando ya con tabletas en las que cumplimentar de forma sencilla los parámetros de salud del paciente y que, de forma automática, se incorporen a la historia clínica y puedan ser consultados por los profesionales del siguiente turno. O qué decir de la posibilidad de que unas pruebas de imagen, por ejemplo, puedan ser valoradas en tiempo real por expertos que se hallan en Alemania o Estados Unidos. Los potenciales beneficios de la tecnología están fuera de toda duda cuando se aplican paulatinamente al sistema sanitario. Para sobrevivir y ser sostenible el sistema debe evolucionar hacia una salud digital con pacientes crónicos monitorizados a distancia, con decisiones basadas en datos en tiempo real y con otra serie de cosas que no tienen por qué, ni deben, dejar de lado la profesionalidad en los cuidados y la humanidad del profesional para con el paciente.

Pero todos esos avances no llegan por arte de magia, los desarrollos tecnológicos tienen detrás un equipo humano que va más allá de los ingenieros y técnicos informáticos. Cuando se trata de soluciones que van a utilizar los sanitarios, tiene que haber enfermeros involucrados en el proyecto. Son puestos cada vez más demandados y que pueden resultar atractivos para muchos enfermeros por la remuneración y las posibilidades creativas. Las empresas saben que cualquier software o tecnología que alumbren para la enfermería está condenada al fracaso si no cuenta con la experiencia de un enfermero. Seguro.

Leave a Comment

Bitácora Móvil