DSC_0086

Un camino inexorable

La historia de la enfermería es la de una larga superación. En nuestra profesión nunca nadie nos ha regalado nada. Cualquier logro o avance ha sido cuestión de luchar, insistir y demostrar nuestras capacidades. Con las especialidades de enfermería no iba a ser de otra manera. Ya cuando se aprobaban, hace ahora 10 años, avisábamos de que en todo el proceso que se abría teníamos que ser conscientes de que “si luchamos, podemos perder pero; si no luchamos, estamos perdidos”.

La aprobación del real decreto de especialidades sólo era el primer paso: por delante quedaba un largo trayecto que, desgraciadamente, todavía no ha concluido. En todo este tiempo ha habido algunos avances, quizá menos y más lentos de lo que nos hubiera gustado, pero avances al fin y al cabo. Sin em-bargo, quedan demasiados temas por desarrollar para su im-plantación definitiva, por los que también sabemos que tendremos que seguir luchando.

La aprobación del programa formativo de la especialidad de enfermería en Cuidados Médico-Quirúrgicos, la categoría pro-fesional de enfermero especialista en todo el sistema y para todas las especialidades, la vinculación al puesto de trabajo o el estudio de necesidades que venimos reclamando desde hace años para saber qué plazas han de ser ocupadas por especialistas son sólo algunos ejemplos de todo lo que queda pendiente.

El futuro de la sanidad pasa necesariamente por el desarrollo de la enfermería; no hay otro camino ante una sociedad que exige unos cuidados cada vez más complejos. Ante este escenario sólo cabe una apuesta firme y decidida por la profesión enfermera y esto implica el desarrollo de profesionales especializados que puedan dar más y mejores respuestas a las necesidades de los pacientes.

La especialización enfermera no sólo supone una vía de crecimiento y desarrollo profesional, sino que también proyecta nuestra profesión hacia un futuro en el que la, hasta ahora, tradicional “polivalencia” de enfermeras y enfermeros, debe dejar paso a un nuevo perfil moderno y más adecuado a las necesidades de salud de los ciudadanos. El camino hacia una nueva cultura profesional y sanitaria está en marcha y es inexorable.

1 Comment

  1. Marilourdes de Torres
    Marilourdes

    Gracias Presidente, por no perderte ni perdernos. Gracias por seguir luchando con bravura y sin perder la inteligencia.

    Eso nos anima a las bases a seguir luchando y apoyando al CGE y a ti, que tan dignamente lo estás encabezando.

    Gracias Máximo por no aminalarte ante las canalladas ni ante los canallas. Ahí seguimos.

    Abracicos

Leave a Comment

Bitácora Móvil