equipo-fotografico-profesional_1426-1771

Un torrente de creatividad y talento

En todos estos años he escuchado a muchas personas intentar definir nuestra profesión con palabras. La descripción de un trabajo que sólo se puede entender desde el servicio a los demás puede ser más o menos acertada. Y desde la palabra oral o escrita ha habido descripciones míticas de nuestra labor por parte de figuras históricas de la enfermería como Virginia Henderson cuando hablaba de “ayudar al individuo sano o enfermo en la realización de actividades que contribuyan a su salud y su bienestar, recuperación o a lograr una muerte digna. Actividades que realizaría por sí mismo si tuviera la fuerza, voluntad y conocimientos necesarios. Hacerle que ayude a lograr su independencia a la mayor brevedad posible”.

O Dorothea Orem, que introdujo el concepto de autocuidado. Cada enfermero puede tener su propia forma de contar lo que hace a diario, pero no es menos cierto que estamos inmersos en un mundo donde la imagen en ocasiones se impone a la palabra escrita.

Hay escenas que capta nuestra retina y que nos hacen sentir estremecimiento, orgullo o cualquier otra emoción y que incitan a decir: “Sí, soy enfermero, por esto me levanto cada día y lo doy todo por mis pacientes”. Desde que pusimos en marcha el Certamen de Fotografía FotoEnfermería, centenares de imágenes han pintado un cuadro —digital— a base de escenas cotidianas que todos reconocemos, una vía, una mano que apretar, una mirada, un consuelo, la decisión clínica acertada, cuando hay que decir adiós o cuando se está luchando por salvar una vida… Muchos de esos momentos han sido captados con brillantez por los enfermeros que han tomado parte en esta iniciativa. Con una cámara profesional, o incluso con un teléfono de última generación, han plasmado en una instantánea un momento de la relación enfermero-paciente dotado de magia y simbolismo. Muchas ofrecen un punto de vista tan distinto y original que sorprende incluso a los más veteranos; otras, una humanidad que sobrecoge, pero todas regalan talento y sensibilidad a raudales. Para el jurado de los premios, compuesto por enfermeros, fotoperiodistas y fotógrafos artísticos, ha resultado extremadamente duro elegir las mejores fotografías del año entre imágenes con tanto nivel. ¡Enhorabuena a todos los participantes y a los ganadores pero, sobre todo, gracias, por compartir vuestra especial mirada de la enfermería!

Leave a Comment

Bitácora Móvil