Imagen: Casa Real

Andanzas de una enfermera de nutrición en la Zarzuela

El martes 23 de enero del recién estrenado 2018, tuve la inmensa suerte de estar presente en una audiencia con la Reina Letizia, en el Palacio de la Zarzuela, para hablar de la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE). Creo que me ha dado material para dos post, así que lo voy a dividir para no cansaros mucho con lectura extensa.

¿Por qué estuve en Zarzuela? Pues fue gracias a la generosidad del Foro Español de Pacientes que es la institución que fue convocada y que entre otros expertos quiso contar con Enfermería.

Sabéis que tengo el honor de haber sido designada por el Consejo General de Enfermería como su delegada de Nutrición y que como tal pertenezco a la Junta de Gobierno de la Alianza másnutridos. El vicepresidente del FEP igualmente es miembro de la Junta de Gobierno y tenemos relación por nuestras intervenciones en la misma.

Ya fue una inmensa alegría conocer que el FEP había sido convocado para contarle a la Reina cuál es la situación de la DRE en España y fue también una alegría saber que el FEP iba a contar con algunos expertos sanitarios de las especialidades que conforman la Alianza.

La Reina nos recibió a las 11 del día marcado en el Salón de Audiencias. Me gustó su manera de entrar en el salón con paso firme y sonrisa, pero me gustó mucho más cuando al saludarme (como al resto) noté su apretado estrechamiento de mano y mirando a los ojos. La forma de apretar la mano dice mucho de la capacidad de una persona en la toma de decisiones y en el desenvolvimiento diario.

El segundo impacto fue cuando para las fotos de la numerosa prensa que estaba presente, la Reina se saltó el protocolo (que a nosotros nos habían explicado previamente) y en vez de situarse entre el presidente del FEP y la presidenta de la Sociedad de Endocrinos (SEEN) se colocó entre ella y yo que estaba colocada a su lado. Desconozco el motivo, pero al ver mi cara de sorpresa dijo que ya se imaginaba que nos habían dicho que se colocaría de otra manera, pero que lo iba a hacer así. Y lo cierto es que la foto queda preciosa con las tres “mujeres” juntas y máxime para todos nosotros, cuando una de ellas es la enfermera del grupo.

También nos advirtieron de que la Reina suele preguntar y comentar todo lo que le interesa sobre el tema que se trate… y doy fe de que comenta, que pregunta y que debate.

Y con esto nos demostró que el tema se lo sabía, porque sólo se debate de los asuntos que interesan, si no, una Institución como ella se limita a escuchar y sonreír…… y ésa desde luego no fue su actitud.

En esta primera parte del post, me voy a centrar en lo que le contamos los expertos a la Reina sobre qué es y en qué situación se encuentra el abordaje de la DRE en España y algunos comentarios de ella, pero el grueso de sus palabras de sus comentarios y opiniones, los voy a guardar para el siguiente post, porque son jugosos y, sobre todo, porque creo que la Reina todavía no conoce a fondo cuáles son las imprescindibles imprescindibles imprescindibles intervenciones enfermeras en la lucha contra la DRE en los tres ámbitos sanitarios: hospital, atención primaria y sociosanitaria.

Por hoy sólo os voy a dejar un titular de la Reina en una de sus intervenciones: “Una de las cosas que más me preocupa del tema de la Nutrición es cómo se come en los hospitales y cómo se come en los colegios” Es sólo un aperitivo para animaros a otros igualmente interesantes que dejaré para el próximo ANDANZAS DE UNA ENFERMERA DE NUTRICIÓN EN LA ZARZUELA (2)

Andoni Lorenzo y José Luis Baquero, presidente y vicepresidente del Foro Español de Pacientes expusieron que para ellos foco debe estar en el paciente tal como siempre decía su fundador el difunto Albert Jovell: “Lo importante es el enfermo y no la enfermedad”. (Por cierto que este punto, como muy bien sabemos todas las enfermeras, es uno de nuestros lemas de Cuidados desde los albores de la Enfermería ya con San Juan de Dios en el siglo XVI y que luego fue confirmando y difundiendo nuestra querida Florence).

Tras una somera presentación de lo que es el FEP, entraron directamente en materia al explicar que la DRE tiene una alta prevalencia en España (1 de cada 4 pacientes hospitalizados). Cifra inaceptable en un país democrático y desarrollado como el nuestro y que los tratamientos y cuidados del enfermo pretenden ayudarle, pero es el propio paciente quien debe resistir y sobreponerse a la enfermedad, para lo que sus condiciones son críticas (consecuencia directa de su nutrición entre otros factores). O sea, que la enfermedad produce desnutrición y que a su vez empeora la enfermedad… entrando en un círculo vicioso que supone una merma en la calidad asistencial de los pacientes.

Se unió a la exposición Irene Bretón, endocrinóloga y presidenta de SEEN, y entre los tres intentaron introducir conceptos tan importantes como que aumenta la morbilidad, las complicaciones, los costes y la mortalidad. Por lo que en España, donde el SNS es modélico en muchos sentidos, esperamos que sea abordada la DRE como lo están haciendo ya Holanda y Gran Bretaña.

Es un problema transversal que no afecta a una patología concreta sino a todos los enfermos y hace falta sensibilizar e implantarlo de una forma multidisciplinar donde deben participar los gestores del centro, especialistas, enfermeras, auxiliares…

Porque existe evidencia en España por los estudios publicados Predyces, Drem +65 y de los Centros SARquavitae, que la DRE está presente a todos los niveles asistenciales de hospital, atención primaria, centros geriátricos y domicilio, con una horquilla que va desde el 11% en mayores de 65 años que acuden a Atención Primaria y el 31% de los institucionalizados en residencias geriátricas (no pudieron plasmar allí -por un comentario de la Reina sobre malnutrición/desnutrición- unas cifras tan alarmantes como que la DRE en pacientes hospitalizados mayores de 65 años es el 21% , del 37% en mayores de 70 años y del 45% en mayores de 85 años).

Entre medio de estas explicaciones no seguidas, la Reina hizo un comentario sobre Su preocupación por la alimentación infantil, dirigiéndose a José Manuel Moreno, pediatra, vocal de la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica que contestó hábilmente (lo veremos en la segunda parte del post) y de paso aprovechó para decir que retomando el tema de la Audiencia, cuando la DRE afecta a los niños tienen un complejo manejo, teniendo una mayor frecuencia de complicaciones, peor calidad de vida y aumento de la mortalidad.

Aprovechando un resquicio, sí que pudieron añadir que, existen numerosos estudios que demuestran que el correcto abordaje es coste-efectivo pues muchas de las medidas que se necesitan son básicas como adaptaciones de dieta, o suplementos nutricionales.

Ante un comentario de la Reina sobre los profesionales que atienden la nutrición en los hospitales, me dio pie para poder explicar con bastante contundencia (quizás con un poco de vehemencia, porque no me gustó el comentario y Ella se dio perfecta cuenta) que la “intervención enfermera en el abordaje de la DRE es vital porque la alimentación y la educación nutricional, es uno de los Cuidados básicos que corresponde a Enfermería en los tres ámbitos de Salud ya que somos los profesionales sanitarios que más cerca están del paciente las 24 horas del día, por lo que pueden detectar la DRE precozmente y hacer un seguimiento adecuado como parte del equipo de especialistas. La detección de la DRE requiere un cribado consistente en pesar, medir y hacer unas preguntas relativas a la pérdida de peso involuntaria y/o a la pérdida de apetito y/o aparición de alteraciones físicas y/o neurológicas para masticar y deglutir. La nutrición de los pacientes con DRE debe considerarse como parte de los Cuidados y del tratamiento, por lo que debe protocolizarse los tipos de dietas personalizadas a cada paciente con evaluación continuada. O hacer el seguimiento de la Nutrición Artificial. Es importante adiestrar a las auxiliares de enfermería del equipo en la evaluación de la cantidad ingerida de cada plato, mirando la bandeja al retirarla y comunicarlo a la enfermera para que registre su consumo y calibre la ingesta total”.

La médico de AP hizo hincapié, cuando pudo, en que es importante trabajar en la prevención por lo que la valoración nutricional deberían realizarse a aquellos pacientes con riesgo de desnutrición según su patología y edad en los centros de salud y que una vez los pacientes salen del hospital, el seguimiento se continúa en primaria para asegurar que la información sobre el paciente esté incluida correctamente en su historia clínica. Nombró lo inaudito de la inequidad existente en el territorio español dependiendo del área sanitaria, para la cobertura de la suplementación nutricional oral.

La médico geriatra dudó de las cifras presentadas en los estudios mencionados porque cree que son más en los pacientes institucionalizados, lo que les genera consecuencias en términos de morbilidad y mortalidad. Por ejemplo, los pacientes de rehabilitación geriátrica bien nutridos, necesitan menos tiempo que los moderada o severamente desnutridos. Recalcó que existe desconexión entre el servicio de salud y los servicios sociales de los que dependen las residencias.

El presidente de Asociación Española de Cirujanos aseguró que la DRE se relaciona con una mayor frecuencia de complicaciones, infecciones, retraso en la cicatrización y recuperación del paciente, dehiscencia de suturas, además de reingresos, por lo se hace necesario incluir el control nutricional en el preoperatorio de las intervenciones programadas y abordaje de la DRE previa a su intervención.

La Reina nombró la desnutrición que conllevan las patologías oncológicas, a lo que la presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer, incidió en el desconocimiento de algunos especialistas de oncología en que no dan importancia a la nutrición. Ella estaba totalmente en contra y pedía que se unificaran criterios para que el tema de Nutrición se tratara por especialistas.

En ese momento, quise añadir que “en esos pacientes es fundamental la dieta personalizada, pues las alteraciones del gusto e incluso de la deglución que producen la quimio y la radio terapia, hace que cada paciente tenga posibilidades diferentes respecto a la adecuada nutrición y que para ello la enfermera está cualificada en la indicación de dietas naturales adaptadas y/o suplementadas.” (Con este comentario, me permití la licencia de decirle a la Reina que ese tema lo conocía bien por enfermera de nutrición y sobre todo por haber sido paciente de cáncer con todas esas alteraciones)

Hasta aquí el relato oficial de lo que pudimos contar los convocados a la Audiencia Real, que he querido plasmar para que sirva de repaso o de despertador para todos los profesionales, de cómo los equipos multidisciplinares deben actuar unidos en el abordaje de la lucha contra la desnutrición relacionada con la enfermedad. En la segunda parte, recordaré las múltiples intervenciones de la Reina en relación a la Nutrición, su interés que es máximo y sus conocimientos, que no siempre están alineados al 100% con la evidencia científica, del papel que los grupos de alimentos ejercen sobre una dieta equilibrada, variada, natural y sabrosa.

Una vez más concluyo recordando lo que dice la enfermera Dra. Madelaine Leinninger “puede existir cuidados sin curación, pero no existirá curación sin cuidados”.

NOTA: para vuestra información, en la rueda de presentaciones del principio por indicación de SM, al llegar mi turno lo hice como Mari Lourdes de Torres, responsable de la Unidad de Dietética y Nutrición en el H. U. Miguel Servet de Zaragoza, miembro de la Alianza másnutridos y responsable de Nutrición del Consejo General de Enfermería. Siempre dije “la enfermera” evitando el pronombre “yo”, ya que era la enfermería quien allí estaba representada.

Para saber más de las enfermeras de Nutrición, podéis visitar nuestra web www.adenyd.es

Marilourdes de Torres

Autor Marilourdes de Torres

Responsable de la Unidad de Dietética y Nutrición del H. U. Miguel Servet de Zaragoza y coordinadora del CC de ADENYD, pero sobre todo me considero ENFERMERA PRESCRIPTORA.

Leave a Comment

Bitácora Móvil